Nave


La aeronave MAVEN llegó a la órbita de Marte este domingo tras viajar 442 millones de kilómetros a lo largo de 10 meses.


El artefacto no aterrizará en el planeta rojo sino que estudiará la atmósfera de Marte desde arriba para responder a preguntas sobre el cambio climático, dijo la NASA.


MAVEN tendrá que hacerle honor a su nombre -la nave de Evolución Volátil de la Atmósfera de Marte, por sus siglas en inglés- ayudando a los científicos a entender como ha cambiado Marte de manera dramática hasta ser el planeta que conocemos actualmente.


Es la primera misión encargada de estudiar la atmósfera superior del Planeta Rojo, como una clave para entender la historia del clima de Marte, su agua y habitabilidad.


“La evidencia muestra que la atmósfera de Marte es fría, con un clima seco, un tipo de ambiente en el que el agua líquida no puede existir en un estado estable”, dijo Bruce Jakosky, el investigador principal de MAVEN, durante una entrevista la semana pasada en las oficinas centrales de la NASA en Washington.


“Pero también nos dice que cuando observamos las superficies antiguas, estas tuvieron agua líquida que fluía”.


Así que la pregunta es, ¿a dónde se fue el agua y el dióxido de carbono del planeta?


Jakosky dijo que MAVEN ayudará a resolver ese misterio, a través del uso de instrumentos cientoficos que medirán la composición y el escape de gases de la atmósfera de Marte.


MAVEN estudiara la parte superior de la atmósfera para determinar hasta qué extensión la pérdida de gas en el espacio ha sido el mecanismo detrás del cambio climático, dijo Jakosky.


MAVEN tiene compañía cerca de Marte, tanto del hombre como de otro tipo: La primera misión de India al Planeta Rojo, la Misión de Órbita de Marte, llegará unos días después de MAVEN.


El director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA, Jim Green, dijo que Estados Unidos e India están interesados en cooperar con la información que recaben sus aeronaves.


También hay un visitante cósmico: El cometa Sliding Spring, que fue descubierto en 2013, estará muy cerca de Marte en un mes.


El cometa pasará a unas 130.500 kilómetros de Marte, dijo Jakosky.


“Me han dicho que las probabilidad de tener un acercamiento con Marte son una en un millón de años”, añadió el científico, añadiendo que el polvo del cometa representa “un riesgo mínimo” a la nave.


MAVEN tomará ventaja del raro acercamiento al observar el cometa, así como el efecto que tendrá en la atmósfera de Marte.