Isis


En franjas de Siria ahora controladas por ISIS, los niños ya no pueden estudiar matemáticas o estudios sociales.


Los deportes también están fuera. Y los estudiantes tendrán prohibido el aprendizaje sobre las elecciones y la democracia.


En su lugar, van a ser sometidos a las enseñanzas del grupo radical islamista. Y cualquier maestro que se atreva a romper las reglas “será castigado”.


ISIS reveló sus nuevas necesidades educativas en volantes colocados en vallas publicitarias y en los postes de la calle.


El grupo militante sunita ha tomado una gran cantidad de ciudades sirias e iraquíes en los últimos meses, ya que trata de establecer un califato, o Estado Islámico, que abarque partes sunitas de ambos países.


En la carta, ISIS indicó que se añadirán cursos alternativos.


También dijo que los maestros deben borrar la frase República Árabe Siria -nombre oficial de Siria- y sustituirlo por Estado Islámico, que es como se hace llamar ISIS.


Los educadores no pueden enseñar la ideología nacionalista y étnica; en su lugar deben enseñar “la pertenencia al Islam… y denunciar la infidelidad y a los infieles”.


Los libros no pueden incluir ninguna referencia a la evolución. Y los maestros tienen que decir que las leyes de la física y la química “se deben a las reglas y las leyes de Alá”.


La carta termina con una advertencia firme:


“Este es un anuncio obligatorio, y todos los infractores serán castigados”.