Inespre En Quiebra Total

INESPRE


Las bocinas de camiones y camionetas promoviendo la venta en los barrios de los productos agropecuarios llevan más dos años en silencio total, porque el Instituto de Estabilización de Precios (Inespre) agoniza, sin presupuesto.


Con deudas atrasadas con los productores, evidenciando una institución quebrada.


Sus supermercados solo venden algunos productos de la canasta familiar, pero posee una nómina con 1,698 empleados con poco qué hacer y lo más preocupante es que Inespre descontinuó la finalidad de su creación en 1969 de evitar la sobreproducción de los productos agropecuarios, evitar la escasez y sobre todo asistir las familias en los sectores humildes.


Tal como ha ocurrido con otras dependencias gubernamentales, la politiquería llegó y se quedó en Inespre, encaminándolo a una posible quiebra, y por eso al recorrer los sectores humildes de Santo Domingo la población no recuerda la última vez que los mercados móviles o los camiones de este organismo acudieron a vender productos que se podían comprar a precios módicos.


Inespre con un presupuesto de 112 millones de pesos para el año 2014, de esta partida RD$93,589.704.00 están destinadas para pagar servicios personales incluyendo 87, 816,699 para salarios fijos, pero no existe una asignación para la compra y venta de productos para los agromercados, los mercados populares y otras actividades comerciales.


En la sede principal del Inespre en la avenida Luperón, en la Plaza de la Bandera, se observan las losetas del piso en los niveles dos y tres curtidas, en las oficinas un personal, inmóvil gran parte de ellos conversando unos con otros desde las primeras horas de la mañana.


En medio de esta crisis su director Radhamés Zorrilla Ozuna, quien está en el cargo desde agosto del año 2012, sólo tiene operando 12 agromercados en La Romana, San Pedro de Macorís, Higüey, La Vega El Seibo, Puerto Plata , San Juan de la Maguana, Barahona, Sabana de la Mar y Hato Mayor.


La encargada del supercado en la sede principal, en el área del parqueo, Miguelina García garantizó que ellos venden productos de calidad adquiridos de los mismos productores, por eso venden arroz a 15 pesos la libra, plátanos a cinco, la leche que en el mercado cuesta 65 la venden a 50; los jugos de 85 Inespre los vende a 55, dando lugar que quien hace una compra con los artículos de la canasta familiar con 300 0 400 pesos para cinco personas se puede ahorrar 30 a 40%.


Dijo que a pesar de que ese centro comercial está oculto recibe entre 70 u 80 clientes diarios de Herrera, Las Palmas, La Altagracia, Enriquillo La Altagracia, Abanico e inclusive de Manoguayavo.


Resultó notorio la visita de la cliente Mery Suárez, quien vive en Madre Vieja, San Cristóbal y cada vez que viene al Distrito visita el supermercado para comprar arroz, habichuelas, aceite y otros productos “buscando la economía familiar”, dijo.


También en el supermercado agropecuario Los Pensionados, en la avenida John F. Kennedy se observa limpio y gran parte de los productos de primera necesidad en los mostradores. Su administrador José Mercedes dijo que a diario recibe la visita de centenares de personas de Villa Juana y los mismos pensionados.


Genaro Vásquez, cliente de este puesto de Inespre, en una silla de ruedas Y residente en Villa Juana, dijo que su nivel adquisitivo se ha reducido, porque el Ministerio de Salud Pública tiene tres meses que no les paga una asignación de tres mil pesos.