Un helicóptero Mi-8 se ha estrellado en Moscú durante el aterrizaje en el aeropuerto de Guelendzhik (región rusa de Krasnodar).


Durante el aterrizaje se desprendió la parte trasera del helicóptero Mi-8, lo que causó la caída de la aeronave y el posterior incendio, explicó un representante de la delegación local del Ministerio de Situaciones de Emergencia.


Dos personas resultaron muertas y un herida.