Pequeño Planeta


Astrónomos estadounidenses han descubierto cielos despejados y humeante vapor de agua en un pequeño planeta gaseoso fuera de nuestro Sistema Solar, a 120 años luz de distancia en la constelación de Cygnus.


Ese mundo tiene aproximadamente el tamaño de Neptuno, por lo que es el más pequeño del que se han detectado moléculas de cualquier tipo.


Los datos de tres de los telescopios espaciales de la NASA, los fantásticos Hubble, Spitzer y Kepler, han permitido un hallazgo que, según John Grunsfeld, director científico de la agencia espacial, supone «un hito importante en el camino para analizar la composición de la atmósfera de los planetas más pequeños y rocosos como la Tierra». abc.es


Las nubes en la atmósfera de un planeta pueden bloquear la vista de las moléculas que contienen, que revelan información sobre la composición y la historia de ese mundo lejano. Encontrar cielos despejados en un planeta del tamaño de Neptuno es una buena señal de que los planetas más pequeños podrían tener igualmente una buena visibilidad.


«Significa que las nubes no bloquean nuestra visión de las moléculas de agua», dice Jonathan Fraine, investigador de la Universidad de Maryland, College Park, autor principal del nuevo estudio, que aparece publicado en la revista Nature.


El planeta, denominado HAT-P-11b, se clasifica como un exoneptuno -un planeta del tamaño de Neptuno-, y orbita la estrella HAT-P-11 más cerca de su estrella de lo que lo hace nuestro Neptuno del Sol, lo que hace que dé una vuelta más o menos cada cinco días terrestres. Es un mundo cálido y los astrónomos creen que tiene un núcleo rocoso y una atmósfera gaseosa. No se sabe mucho más.