desa


La jornada de tanda extendida que se aplica en 70 centros escolares de Santiago se desarrolla con normalidad, pero en algunos todavía hay dificultades con el suministro de alimentos a los estudiantes y la falta de comedores.


Funcionarios y responsables de esos recintos justifican la situación, alegando que la docencia comenzó apenas hace dos semanas y que todavía están en proceso de organización y adaptación.


Funcionarios del Ministerio de Educación en Santiago dijeron que se han licitado la construcción de comedores en muchas escuelas y que esperan que lo más pronto posible estén listos para que los estudiantes puedan alimentarse con mayor comodidad.


El encargado de Relaciones Públicas de la Dirección Provincial de Educación, Aníbal Magnu, dijo que a pesar de que hace 12 días que comenzó la jornada todo ha ido funcionando más bien de lo que se esperaba, aunque reconoce que en algunos centros todavía los comedores no están operando, pero que pronto esa problemática se resolverá porque se trabaja en eso.


En un recorrido realizado por varias escuelas y liceos que tienen tanda extendida, se pudo comprobar que el suministro de la merienda y de los alimentos es normal, pero en otras los alumnos son despachados a las 12 del mediodía para que almuercen en sus casas y retornen una hora y media después.


Tal es el caso del Politécnico de Los Guandules, incorporado a la tanda extendida, pero donde todavía no se están suministrando los alimentos, por lo que se les permite un receso de una hora y media para que vayan a sus casas y luego retornen a la clase.


“Ellos despachan a los muchachos a las 12 para que coman en nuestras casas porque todavía no les están dando comida, pero nos han dicho que eso quedará resuelto la próxima semana”, dijo Ana Iselsa Rodríguez, madre de dos niños que estudian en ese politécnico.