ISIS


Habla perfectamente inglés y árabe. Tiene un título universitario en computación y está interesado en el extremismo islámico.


Por todo esto, las autoridades de Estados Unidos creen que el exresidente de Boston y ciudadano estadounidense Ahmad Abousamra podría encajar en la maquinaria de redes sociales del grupo radical ISIS.


En los últimos días ha cobrado relieve por su brutal propaganda en Internet con mensajes para causar terror y reclutar a occidentales.


En dos semanas, el grupo difundió videos de la decapitación de dos periodistas estadounidenses: James Foley y Steven Sotloff.


No hay evidencias específicas que apunten a que Abousamra esté involucrado en la campaña mediática del grupo terrorista, pero investigadores federales creen que podría haberse unido a ISIS para ayudarles en su campaña digital, dijo una fuente policial a CNN.


Abousamra, que también tiene ciudadanía siria, es buscado por el FBI por cargos de terrorismo desde 2009, que incluyen el de proporcionar apoyo material a terroristas. Por su captura hay una recompensa de 50.000 dólares.


Según el FBI, Abousamra viajó repetidamente a Pakistán y Yemen en busca de “entrenamiento militar para matar a soldados estadounidenses en el extranjero.


Volvió a Estados Unidos pero se volvió a ir después de ser interrogado por investigadores del FBI: Según el FBI, se cree que estaba viviendo en Siria.


De acuerdo a la cadena ABC, Abousamra creció en Boston. Su padre era médico, fue a una escuela secundaria católica y a una pública antes de ir a la Universidad Northeastern.


ISIS parece estar bien financiado y tener una muy organizada estrategia en redes sociales. Sus videos
están cuidadosamente producidos, según los expertos.


Juliette Kayyem, analista de seguridad de CNN, dijo que las redes sociales están ayudando a ISIS a amplificar su mensaje. “Son una seria amenaza y están usando las redes para hacerse más grandes en ese aspecto”, dijo.