sec



Santiago. Representantes del programa “Niños y Niñas con una Esperanza”, entregaron formalmente una vivienda a Maribel López, madre de siete hijos.


La joven de 26 años fue rescatada por las autoridades judiciales en enero del 2014, luego de que lograra escapar del cautiverio donde la mantuvo el padre de sus hijos, quien no le permitía salir, ni siquiera para asistir a un hospital para parir a sus hijos, ya que las atenciones de los partos era asumida por él.


López recibió un apartamento, el cual era propiedad de un pariente suyo, pero que fue remodelado mediante acuerdo previo con el programa social que dirige el pastor Pablo Ureña.Según afirmó la psicóloga Elizabeth Ramírez, una de las personas a cargo del programa, la reparación de local donde vive López conllevó una inversión de RD$172,600.00.


“La idea era adecuarlo a un ambiente en que pueda vivir con sus hijos, ya que son siete y hay hembras y varones, que necesitan espacios por separado”, dijo  Ramírez. La casa también fue amueblada, pero quienes han sido sus protectores, desde enero, es decir, los manejadores del programa Niños y Niñas con una Esperanza, piden ayuda al Gobierno para que se le dé soporte económico con sus hijos.


Ramírez explica que la joven ha estado bajo la protección del programa desde que se descubrió su caso, pero no pueden ir más allá, porque no tienen todos los recursos que la familia necesita.Afirmó que con la entrega de la vivienda termina una fase importante, que es la de garantizar que los hijos de Maribel puedan tener una cambio emocional, en su vida.



Aclaró que si las autoridades no la socorren, la madre no podrá llevar las riendas por mucho tiempo.Previo a este ambiente de rescate y posterior orientación, la joven denunció que vivió un trauma emocional, en la comunidad de Pedro Brand, en la provincia Santo Domingo. Al recibir el que será su techo en lo adelante Maribel agradeció a quienes han hecho el esfuerzo de una mejor vida para ella y sus hijos.