Yihadista


El Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, ha ejecutado a un soldado libanés que fue secuestrado el mes pasado junto a otros militares durante combates en la región libanesa de Arsal, fronteriza con Siria.


Un vídeo difundido hoy por los extremistas en internet muestra cómo un encapuchado mata de un disparo al soldado Mohamad Hamiye y amenaza con ejecutar a un segundo, identificado como Ali al Bazal.


Antes de la ejecución, que fue perpetrada anoche, el soldado pide al grupo chií Hizbulá que abandone su lucha en Siria y asegura que tanto él como sus compañeros están pagando “el precio” por ello.


Al Bazal aparece llorando y de igual modo afirma: “Vamos a pagar el precio de los ataques contra los suníes”, en alusión a que Hizbulá combate junto al régimen alauí sirio contra los rebeldes.


Ayer, el Frente al Nusra ya advirtió de que Hamiye era “la primera víctima de la intransigencia del Ejército libanés” y acusó a las Fuerzas Armadas de haber “fabricado” el reciente ataque de Arsal para “torpedear las negociaciones para liberar a los rehenes”.


Dos soldados libaneses murieron y otros tres resultaron heridos al explotar una bomba el viernes al paso de su vehículo en las montañas de Arsal.


El Frente al Nusra no había ejecutado por ahora a ninguno de los militares libaneses que tiene en su poder, al contrario que el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ya asesinó a dos.


Combatientes de estas formaciones extremistas se enfrentaron el pasado agosto al Ejercito libanés en Arsal, donde murieron al menos 19 soldados y una treintena de militares y policías fueron secuestrados.


Desde el estallido del conflicto en la vecina Siria, en marzo de 2011, han aumentado los atentados, secuestros, enfrentamientos armados y otros actos violentos en el Líbano, dividido entre partidarios y detractores del presidente sirio, Bachar al Asad.