Medina


El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, afirmó hoy ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en Roma, que quiere “un país de clase media, que salga de la pobreza”.


“Deseo una República Dominicana con menos desigualdad y más oportunidades para sus habitantes. Trabajamos para ello”, aseguró el mandatario al explicar sus políticas para potenciar la producción agropecuaria en el marco de la XXIV reunión del Comité de Agricultura de la FAO.


El presidente dominicano acudió a Roma para divulgar su programa de “visitas sorpresa” a las comunidades rurales de su país.


“Semana tras semana, hemos estado visitando comunidades rurales en cada rincón del país para escuchar sus problemas y buscarles soluciones”, destacó Medina.


El resultado práctico de estos encuentros, un total de 76 en las 32 provincias del país, abarca desde la concesión de créditos para el desarrollo de cooperativas hasta la asistencia técnica o la construcción de infraestructuras para el desarrollo de la sociedad, explicó Medina en su presentación.


“El objetivo central es establecer un diálogo de tú a tú que nos permita, tanto a los pobladores como al Gobierno, llegar al fondo de los problemas y adquirir un sólido compromiso por ambas partes”, dijo.


Solo en 2013, según los datos presentados por el presidente de la República Dominicana, la producción agropecuaria creció un 16,5 % y las exportaciones en este sector superaron la barrera de los 1.200 millones de dólares, lo que representa el 21,3 % de la producción del país.


Hasta el momento, estos encuentros han supuesto 501 compromisos, que se concretan en 303 proyectos productivos y 198 iniciativas comunitarias, con un presupuesto de 283 millones de dólares, explicó.


Según Medina, gracias a este programa se han creado 50.841 empleos directos y 127.700 indirectos.


“No estamos regalando pescado a nadie, sino ayudándolos a pescar. Y más que eso, a hacer de esa pesca un negocio rentable capaz de crecer y mejorar la vida de las familias y comunidades de manera sostenible”, puntualizó.


Estas visitas a los dominicanos para garantizar la mejora de sus condiciones de vida se articulan en torno a dos principios fundamentales: la promoción de la asociación entre los ciudadanos y la necesidad de devolver los recursos prestados.


En esta línea, afirmó que la única manera de que los productores sean competitivos es “asociarse y crecer” para fortalecer el tejido social.


“El cultivo de subsistencia, basado en el minifundio, perpetúa el círculo vicioso de la pobreza y es incapaz de dar solución a los desafíos de un mundo cada vez más complejo y más competitivo”, señaló.


Medina también destacó su programa de préstamos a bajo interés para contrarrestar la “usura”.


El mandatario se refirió también a la reforma educativa llevada a cabo en su país, que incluye dos comidas y una merienda para los alumnos, con la que pretende acabar con el abandono escolar y la malnutrición.


Medina aseguró que con estas iniciativas la pobreza en la República Dominicana se redujo seis puntos porcentuales en 18 meses, lo que se traduce en 528.061 personas.


En cuanto a la pobreza rural, la reducción es aún mayor, con una bajada del 9 %, añadió.


Por último, Medina manifestó su voluntad de continuar con esta política adoptada hasta ahora para que la agricultura y el campo dejen de ser vistos como “un problema pendiente” y pasen a ser “la solución a muchos retos del siglo XXI”.


Durante su visita a Roma, Medina también tiene previsto un encuentro con empresarios italianos.


El presidente dominicano viaja acompañado de los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo; Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y de Agricultura, Ángel Estévez, y el director ejecutivo del Fondo de Desarrollo Agropecuario, Antonio López.