Algunos animales son tan peligrosos que no necesitan esconderse, pero otros se basan en el camuflaje para evitar enfrentarse a sus depredadores. En las siguientes imágenes, no lograrás ubicar a estos animales.