Se Casaron En El Vaticano


El papa Francisco casó a 20 parejas, entre ellas una novia que era madre, en la Basílica de San Pedro.


En su homilía, el pontífice afirmó que las familias son los “ladrillos que construyen la sociedad”.


Todas las parejas provenían del área de Roma y una estaba formada por un novio cuyo primer matrimonio fue anulado por la iglesia y una novia que tuvo una hija de una relación previa sin ser casada. Algunas de las parejas ya vivían juntas.


El Vaticano considera pecado las relaciones sexuales fuera del matrimonio, pero Francisco afirma que el perdón debe primar en la Iglesia.


Francisco aseguró que el matrimonio es “la vida real, no un programa de televisión”.


Dijo a las parejas que el amor de Jesús puede ayudarles en cualquier ocasión en que su amor “se pierda, está herido o se haya desgastado”.


Muchos fieles católicos han pedido al Vaticano que permita recibir la comunión a los divorciados que vuelven a casarse.


El Vaticano, sin embargo, se ha mantenido reacio, alegando que los católicos que vuelven a casarse sólo pueden recibir la comunión si renuncian al sexo. Según los códigos de la Iglesia, los católicos sólo pueden volver a casarse si su primer matrimonio es anulado por el Vaticano, lo que consiste en una declaración de que el primero nunca existió.


Algunos esperan que en una importante reunión sobre la familia que se celebrará el mes próximo se pueda emitir un permiso para que los católicos vueltos a casar puedan recibir la comunión.