pr


LOS ALGARROBOS, BONAO.-Decenas de dirigentes comunitarios, políticos, sacerdotes católicos, de juntas de vecinos, del movimiento de izquierda, obreros, campesinos y estudiantes universitarios decidieron a media mañana de hoy incrementar la lucha para que sea reconocida como Parque Nacional la zona boscosa de Loma Miranda.


Mientras que el sacerdote católico Rogelio Cruz declaró que no conversarán con corruptos, al referirse a la propuesta de diálogo que hiciera la Policía Nacional.


“A dialogar con corruptos, con azarosos, con malditos que han jodido al país, no, nosotros no dialogamos con esas gentes”, subrayó.


Nino Ramos indicó que en ningún momento como representante de la iglesia Católica ha llamado a una desobediencia civil y alteración del orden, sino a que se mantengan los reclamos en las calles, de manera pacífica.


“Con quienes ellos, los policías, deben hablar es con el Presidente y  quienes nos quieren obligar a renunciar a un derecho legítimo que tiene el pueblo de defender sus recursos naturales”, puntualizó Ramos.


En tanto, Regino Martínez dijo que estas son protestas pacíficas, cívicas y que la Policía deben proteger.


“No estamos protestando contra la Policía, es contra el Gobierno y el comité central del PLD que estamos protestando porque no lo están haciendo bien”, sostuvo Martínez. Dijo que si la Policía quiere dialogar, que lo haga con el Presidente de la República y el comité central del PLD, para que la gente se calme.


Durante la asamblea, varias patrullas policiales se mantuvieron en los alrededores, pero no se registró ningún incidente. Varios dirigentes populares hicieron uso de la palabra en la asamblea, entre ellos, Ramón Almánzar, Narciso Isa Conde,  Regino Martínez y dirigentes comunitarios y estudiantiles.


En la parte frontal del local, se vendían camisetas, libros, calcomanías y llaveros para recolectar fondos a favor de la campaña por Loma Miranda.


Indicó que permanecerán en el campamento todo el tiempo que sea posible, ya que llevan una lucha sin tregua y sin tiempo.


Otros sacerdotes que emitieron opiniones sobre el llamado de la Policía Nacional fue Ramón-Nino-Ramos y el cura jesuita Regino Martínez, quienes aseveraron que están defendiendo una causa justa y que no están alterando el orden.