Presidente De Al-Qaeda


El líder de Al Qaeda, Ayman el Zawahiri, anunció la formación de una filial de la red terrorista en el subcontinente indio, encabezada por el jefe de los talibanes mulá Omar, según un vídeo difundido este jueves en foros yihadistas.


El establecimiento de una nueva filial de Al Qaeda tiene el objetivo de “levantar la bandera de la yihad, recuperar el gobierno islámico e imponer la sharía (ley islámica)”, subrayó Al Zawahiri en la cinta, de 55 minutos de duración.


Este anuncio se produce en un momento en el que el radical Estado Islámico (EI) se perfilaba como más influyente que Al Qaeda, de la que se escindió, tras proclamar un califato en los territorios de Siria e Irak bajo su control.


Al Zawahiri señaló que la nueva filial, que lleva por nombre Al Qaeda de la Yihad en el subcontinente indio, dio “sus frutos tras más de dos años de esfuerzos para agrupar a todos los yihadistas en una sola entidad”.


Nombró emir del grupo a Mohamed Omar Muyahed, más conocido como mulá Omar, líder máximo del movimiento talibán.


“El subcontinente indio fue un día parte de las tierras de los musulmanes hasta que el enemigo hereje lo dividió en zonas”, dijo Al Zawahiri.


En este sentido, subrayó que “esta entidad bendita fue establecida para unir a los ‘muyahidin’ (combatientes) en todo el mundo y romper las fronteras falsas que impuso la ocupación inglesa para separar a los musulmanes en el subcontinente indio”.


Por ello, pidió a los musulmanes de Burma, Bangladesh y Cachemira, entre otras zonas, que apoyen con dinero y armas a los yihadistas y se una a la guerra santa.


El líder terrorista hizo hincapié también en el “fracaso de la democracia laica”, que consideró un “espejismo engañoso que no conducirá al gobierno del islam”.


“En el momento oportuno los enemigos del islam muestran su cara horrible, para que los militares leales a los enemigos de la “umma” (nación musulmana) pongan a sus opositores en las cárceles”, agregó.


Al Zawahiri, de nacionalidad egipcia, alude así a su país de origen, donde el gobierno de los Hermanos Musulmanes fue derrocado por el Ejército el 3 de julio de 2013 y sus dirigentes encarcelados.


La filial en el subcontinente indio se suma a otras de la red terrorista en otras zonas, como Al Qaeda en el Magreb Islámico y Al Qaeda en la Península Arábiga.