bb


Militantes del Estado Islámico han empezado a utilizar una nueva fórmula para perpetrar sus crímenes terroristas: burros cargados con minas que hacen explotar contra sus objetivos.


Especialistas del Ejército iraquí en desactivación de explosivos ya han retirado minas de seis burros en la provincia central de Irak, Diyala, según afirmó un portavoz de la Policía a la cadena de televisión iraquí ‘Alsumaria’, un testimonio recogido por Ria Novosti.


Los militantes extremistas, asegura el citado portavoz, utilizan todos los medios posibles para atacar a las Fuerzas de Seguridad iraquíes en la región de Al Miktadiyi, cuya zona más septentrional está controlada por el Estado Islámico.