Burma The Free Burma Rangers


El Ejército de Birmania ha liberado de sus filas a 109 niños soldado, lo que supone el mayor gesto de este tipo realizado hasta el momento por la institución castrense, que se ha comprometido a erradicar el reclutamiento de menores de edad, ha informado Naciones Unidas.


Birmania se ha situado entre los países que cuentan con más niños soldado, tanto en las filas del bando gubernamental como en la de los rebeldes.


Durante 49 años, el país asiático fue gobernado por militares y la comunidad internacional condenó sus abusos en materia de derechos humanos, incluido el reclutamiento de menores.


El director de UNICEF en Birmania, Bertrand Bainvel, ha asegurado que las Fuerzas Armadas quieren profesionalizarse y que la presencia de niños en sus filas puede impedir que otros países les ayuden en este proceso.


El actual Gobierno, formado en 2011, ha estado colaborando con la ONU para liberar a todos los niños soldado de las Fuerzas Armadas birmanas. Desde junio de 2012, el Ejército ha liberado a 472 niños, incluidos los de este jueves. “Hay un compromiso del Tatmadaw para erradicar esta práctica en sus filas”, ha indicado Bainvel empleando el nombre tradicional del Ejército birmano.


El director de UNICEF en el país ha afirmado que el reclutamiento todavía continúa aunque ha decrecido y que los reclutas más jóvenes proceden de familias pobres que buscan los ingresos que les puede proporcionar el menor por tu trabajo en la institución castrense. “Es un tema grande y no hay manera de asegurarse de cuántos hay”, ha declarado Bainvel. Naciones Unidas, por su parte, ha denunciado que siete fuerzas guerrilleras, que han luchado o siguen luchando en el Gobierno, todavía siguen empleando a niños soldado.