Terroristas


Los ataques aéreos estadounidenses efectuados a principios de la semana mataron al líder del grupo terrorista al-Shabab en Somalia, dijo el Pentágono el viernes.


Según el presidente Barack Obama, la muerte de Ahmed Abdi Godane demuestra que Estados Unidos está resuelto a combatir el terrorismo y es un ejemplo de su empeño en destruir las filiales de al-Qaida.


El secretario de prensa del Pentágono, contraalmirante John Kirby, anunció la muerte en un breve comunicado. Le tomó cuatro días al Pentágono determinar con certeza que Godane no había sobrevivido a los ataques del lunes.


Al-Shabab no ha confirmado públicamente la muerte del dirigente.


El presidente somalí Hasán Sheikh Mohamud exhortó a los milicianos de al-Shabab a renunciar a la violencia y acogerse a la paz tras la muerte de Godane.


“Si bien un núcleo extremista acérrimo puede disputar la conducción de al-Shabab, la mayoría de los miembros de al-Shabab tienen la oportunidad de corregir el rumbo y rechazar la decisión de Godane de convertirlos en peones de una campaña terrorista internacional”, dijo en un comunicado.


El presidente somalí añadió que la operación estadounidense se realizó “con pleno conocimiento y acuerdo” de su gobierno y que los somalíes “valoran grandemente el apoyo de nuestros aliados internacionales” en la lucha contra al-Shabab.


Obama, quien habló después de una cumbre de la OTAN en Newport, Gales, dijo a la prensa que el éxito de la operación disipa cualquier duda sobre su resolución de degradar y finalmente destruir el Estado Islámico en Irak y Siria. Las fuerzas armadas estadounidenses anunciaron horas después que cuatro ataques realizados por aviones de diverso tipo, incluidos los no tripulados, en el norte de Irak, destruyeron varios blancos del Estado Islámico, como un puesto de observación, un vehículo blindado y tres posiciones de artillería.