facebook


Los trabajadores descontentos de Estados Unidos podrían ventilar sus quejas laborales en Facebook sin temor a represalias.


Según un fallo de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB por sus siglas en inglés), el Bar Triple Play Sports Bar and Grille, de Watertown, Connecticut, tiene de plazo hasta el viernes para volver a contratar a los empleados que despidió en 2011 por un post negativo publicado en Facebook y por darle click al botón de “me gusta”.


La NLRB decidió en una votación de 3-2 que el Triple Play no debería haber echado a sus trabajadores porque simplemente actuaron colectivamente para discutir un tema laboral, algo protegido por la Ley Nacional de Relaciones Laborales.


El bar dijo que apelará el fallo.


Brian Spitz, un abogado de Ohio que ha lidiado con otros casos relacionados con redes sociales, dijo que el fallo refleja lo difícil que es tratar los temas laborales vinculados con redes sociales con leyes del siglo XX.


“Estamos intentando aplicar leyes de 20, 30 o 50 años a una nueva generación de tecnología”, declaró.