El hecho ocurrió en la noche del domingo en la ciudad de Jarkov, la segunda más grande del país (detrás de Kiev), donde centenares de manifestantes rodearon el monumento de Vladimir Lenin, líder de la Revolución de Octubre –junto con León Trotsky– que en 1917 derrocó al zarismo e instauró la república de los sóviets (consejos de obreros, campesinos y soldados).


Luego, ayudados por sierras para cortar los ‘pies’ del monumento de Lenin, el más grande de Ucrania, los manifestantes nacionalistas utilizaron cuerdas para derribar la estatua, según pudo verse en fotografías difundidas a través de las redes sociales y un vídeo subido a Youtube.


La policía local, que se encontraba en el lugar, no intervino y negó que haya habido heridos entre los manifestantes nacionalistas ucranianos que se oponen a las intenciones de los separatistas prorrusos que actúan en la región Este del país.


Además, el ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov, descartó que se vaya a perseguir a los manifestantes ya que previamente “el gobernador de la provincia de Jarkov ya había ordenado demoler este monumento”.