de



Un total de cuatro extranjeros de diferentes nacionalidades han sido deportados  a solicitud del procurador general de la República, Francisco Domínguez  Brito.

 

Las peticiones del procurador se han realizado por separado a la Dirección General de Migración, contra estos ciudadanos que han sido acusados de promover el  proxenetismo en establecimientos de su propiedad, instalados en  el municipio turístico de Sosúa,  en la provincia Puerto Plata. 


La información está contenida en un reporte dado a conocer por las autoridades del Ministerio Público, en un informe el cual establece que los ciudadanos, dos de ellos de nacionalidad alemana, un estadounidense y un italiano, han sido deportados a sus diferentes naciones por presuntamente dedicarse a la explotación sexual, así como por promover el turismo sexual hacia la República Dominicana.


 

“No vamos a seguir permitiendo que nuestro país lo sigan promocionando en playas extranjeras como un paraíso sexual, en detrimento de nuestras mujeres, niñas y adolescentes, lacerando su dignidad y manchando la imagen de nuestra dominicanidad de esa manera”, afirmó el Procurador. 


De acuerdo con una nota de prensa, el alemán Erwin Seitel fue deportado el día 18 de marzo de 2014, por el Aeropuerto Internacional de las Américas José Francisco Peña Gómez, por incurrir en dicho delito.



Expresaron que Seitel fungía como propietario-administrador del burdel Caribbean Men’s Paradise, localizado en la calle Pedro Clisante, del municipio de Sosúa.


“Dicho negoció fue objeto de dos allanamientos en los meses de mayo y octubre de 2013, en los que fueron ocupados distintos elementos de prueba que lo vincula con el delito de proxenetismo, tales como: catálogos en los que se promovía al país como un paraíso sexual y a trabajadoras sexuales, entre otras”, detallan en el informe.