Muñeca


Una llamada llegó a la estación de policía de Seúl, en Corea del Sur, explicando que parecía haber un cadáver cerca de un riego de césped.


Una patrulla se acercó al lugar y cuando llegaron afirmaron por el tacto que era una mujer… pero resultó no ser una de verdad.


Después de que avisaran contando que podía ser un homicidio, 50 unidades de policía fueron al lugar de los hechos y se dieron cuenta de que era una muñeca erótica, según informó el portal Telecinco. Los agentes explicaron al periódico nacional que “la piel era igual a la de cualquier persona”.


Al principio parecía un asesinato por que la muñeca estaba atada con tela y cintas azules. Según BBC News, este modelo de juguete sexual comenzó a importarse hace una década y no solo se vende en tiendas de productos para adultos, sino que algunos moteles la alquilan a clientes para servicios sexuales.