20 Años


Acogiendo una solicitud de la Procuraduría Fiscal de la provincia Santo Domingo, el Primer Tribunal Colegiado condenó a 20 años de prisión a un hombre que agredió y violó sexualmente a su hija en el municipio Santo Domingo Este.


La condena fue dictada por los jueces Deysi Indhira, José Madera y Julio Aybar, quienes hallaron culpables a Francisco Antonio Soto Soto, de 39 años de edad, de violar las disposiciones contenidas en los ordinales 1,2 y 3 del artículo del artículo 332-1 de la Ley 24-97 del Código Penal Dominicano, en perjuicio de su hija menor, cuyos nombres se omiten para preservar su pudor y dignidad humana.


El Ministerio Público presentó pruebas contundentes que demostraron la responsabilidad penal del imputado, quien cometió agresión física contra su hija, a la vez que abusó sexualmente de ella desde que tenía 13 años de edad, e incluso hasta después de estar casarse con otro hombre.


El expediente establece que la adolescente era objeto de agresión y acoso sexual por parte de su progenitor con quien residía junto a una hermana.


Siendo ella obligada a tener relaciones en cualquier área de la casa y en una habitación anexa a un almacén de provisiones que posee su padre en la Carretera Mella Km. 18 ½, del citado municipio, en diferentes horas del día y la noche, especialmente cuando su hermana, se dirigía a la escuela donde estudiaba música.


Asimismo revela, que el padre violador le decía que ella tenía que ser su mujer; que ella tenía que tener un hijo de él, y que cuando estuviera embarazada le iba a buscar un apartamento lejos, donde nadie supiera de ella y cuando diera a luz, tenía que darle el niño; a la vez que la amenazaba diciéndole que si decía algo a alguien la mataba y luego se mataba él.


La adolescente atemorizada, escapó de la casa y luego se relacionó conyugalmente con otro hombre, a quien el procreador de la joven, buscó y amenazó con una escopeta que portaba, dándole una bofetada a la vez que le profería graves insultos.


La mujer, hoy de 18 años, convivía con su pareja de 29, en su residencia de la calle los honorables edf. No. 32, apartamento 3, El bonito de San Isidro, del mencionado municipio, donde se presentó el sádico padre de la joven.


De acuerdo al dispositivo de la sentencia, Francisco Antonio Soto Soto deberá cumplir la pena de 20 años de reclusión en la Cárcel de la Victoria; además, tendrá que pagar 200,000 mil pesos de indemnización a favor de la víctima.