tap


Padres, madres, choferes privados encargados del transporte de estudiantes y taxistas que llevan y recogen a los alumnos frente a grandes colegios.


Son culpados de taponar las calles y ocupar las aceras y contenes, trastornando el tránsito vehicular de las avenidas cercanas a estos centros de enseñanza en Santo Domingo.


Conductores y peatones se quejan de que falta regularización en los frentes de los grandes colegios privados y algunas escuelas públicas, y reclaman más presencia de agentes encargados de viabilizar el tránsito, a la hora de entrar a la docencia y en la salida.


Carmen de Paula, empleada privada, afirma que el caos en el tránsito en las zonas de los colegios se inicia desde las 7:00 de la mañana. Señala que no hay forma de que este problema se pueda controlar con los agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), porque los primeros en violar la Ley de Tránsito son los padres, que quieren entrar todos juntos al colegio y no se estacionan para dejar a sus hijos.