Exnarco


Fue ultimado a balazos este jueves, en un aparente ajuste de cuentas, un confeso exnarco de este municipio, que hace apenas dos semanas denunció en varios medios locales de la región Nordeste que un coronel de la Policía Nacional y oficiales de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) ordenaron una cacería en su contra.


El occiso, identificado como Enrique Sánchez (El Bori), había denunciado que querían asesinarlo porque decidió abandonar el negocio de las drogas y dejó de pagar el “peaje” que se le exigía.


La víctima se había presentado en varios programas de televisión denunciando que su vida estaba en un hilo, e incluso aseguró que hacía varios días, se salvó milagrosamente, cuando supuestos agentes de la DNCD en Salcedo lo tirotearon en un boscoso camino de un paraje rural.


Sánchez había dicho que pagaba cientos de miles de pesos y que mantenía conexiones en Moca y otros pueblos del Cibao Central, donde también distribuía las drogas bajo el amparo policial.


Hace varios días dijo que en el caso de Moca, pagaba $400.000 pesos al mes, “porque es una plaza muy codiciada”.


El confeso exnarco fue impactado con dos plomos en la espalda, uno en el cuello y otro en la cabeza, mientras se dirigía a una banca, presumiblemente propiedad de su padre.


Murió en la escena, donde se presentaron el fiscal adjunto de Salcedo, Viterbo Cabral, y un coronel de la Policía, quienes se comprometieron a esclarecer el homicidio de “El Bori”.


Sánchez había revelado también que mantenía su principal punto de drogas en el barrio “Rabo Duro”, de Salcedo, y que un supuesto coronel al que le pagaba una alta suma de dinero lo había amenazado y lo perseguía para liquidarlo físicamente.


Familiares de “El Bori”, reclamaron que se haga justicia, en tanto, la Policía de Salcedo no había confirmado ningún arresto en conexión con el asesinato del ex narco, al cierre de esta crónica.