Polizon


Un joven, fue apresado en Estados Unidos, tras ser descubierto que viajo de polizón desde un vuelo de República Dominicana hacías ese país.


El empleado de la compañía Menzies Aviación que opera en El Aeropuerto Internacional de Las Américas.


José Francisco Peña Gómez, fue apresado en el aeropuerto John.F Kennedy, de Nueva York, tras burlar los controles de seguridad y viajar como polizón en un vuelo comercial de Jetblue que salió de República Dominicana la mañana del pasado miércoles.


Josué Jiménez, 26 años de edad fue apresado por agentes federales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, de Estados Unidos, oculto en la bodega de la aeronave 10 minutos después de que la misma aterrizara en terminal.


De acuerdo con los informes Jiménez, laboraba en el área de transporte de personas minusválidas en sillas de rueda contratado por Menzies , empresa encargada de las operaciones de los servicios de rampa en la terminal.


El joven según los informes, habría burlado los controles de seguridad de acceso a las aeronaves, responsabilidad de miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil CESAC y de la empresa extranjera Long Port Aviation.


De acuerdo con los detalles, el joven polizón se habría introducido en la bodega de la aeronave junto a las maletas cinco minutos antes del despegue del avión de Jetblue que hacía el vuelo 310 con destino a Nueva York y que despegó a las 600 de la mañana del pasado miércoles.


Después de haber sido interrogado por más de dos horas por agentes federales del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas en el aeropuerto John F.Kennedy éste fue deportado al país, en un vuelo de la misma aerolínea este jueves desde Nueva York.


Jiménez, era este jueves investigado por oficiales de seguridad y del Departamento de Trata de Personas de la Dirección General de Migración en el aeropuerto Las Américas, y se dijo que sería trasladado a la sede central del organismo.


En tanto, que con relación al caso las autoridades de seguridad y Aeroportuaria y de Trata de Personas en el aeropuerto investigan a unas diez personas entre ellas miembros del CESAC, de las empresas Menzies y LongPort Aviation.


El caso ha provocado que los organismos de seguridad del Estado y de otras agencias de inteligencia hayan convocado reuniones de emergencia para analizar y tratar de buscar mayores controles de seguridad en torno a las aeronaves que operan vuelos comerciales desde y hacia el exterior por el AILA.