El 11 de septiembre de 2001 las Torres Gemelas, en Nueva York, fueron derribadas por dos aviones, en lo que fue el peor atentado sufrido por Estados Unidos. Cuando comenzaron a remover los escombros, encontraron un barco que estuvo oculto durante más de 200 años.


De acuerdo con investigadores del Tree Ring Research Laboratory en el Lamont-Doherty Earth Observatory de la Universidad de Columbia explicaron.


“Un viejo bosque en la región de Filadelfia proporcionó el roble blanco utilizado en la armazón del barco… probablemente cortaron los árboles alrededor de 1773, solo unos años antes de la sangrienta guerra que logró que Estados Unidos se independizara de Gran Bretaña”.


Los investigadores utilizaron un proceso conocido como “dendropovenancing”, que permite determinar los orígenes del casco, por medio de análisis de los anillos de los árboles de las muestras de madera contrastándose contra otras cronologías históricas de árboles.


“Los árboles responden al clima cada año y ese patrón de anillos que se crea dentro del árbol produce una característica para esa especie en un bosque o región”, comentó Neil Pederson, un investigador científico que participó en el estudio.


Se cree que después de estar en uso durante 20 o 30 años, el barco navegó a la parte sur de Manhattan, donde finalmente se hundió, quedando sepultado por basura y otros materiales de relleno utilizados para ampliar la costa.


Los científicos encontraron el barco aproximadamente a 6.7 metros bajo tierra, justo al sur donde las torres del World Trade Center estaban antes de ser derribadas en los ataques terroristas.