ama


Pese a que los precios de la canasta básica mantuvieron sus precios sin alterarse en los últimos seis meses y algunos bajaron, la realidad de las amas de casa en los barrios es calamitosa a la hora de resolver las tres comidas principales del día.


Para ello deben disponer de, al menos, RD$500 para alimentar a su familia y los más pobres no tienen un balance preciso porque, en ocasiones, deben suprimir el desayuno y/o la cena.


 La realidad es cotidiana en los barrios como el 27 de Febrero y en cualquier colmado a las 10:30 de la mañana. “Mira mija’ yo ya ni sé cómo es que vamos a resolver.


Ya yo dejé de hacer cena y nos resolvemos como se pueda. Mi esposo sale y compra en una fritura algo de 35 pesos, y yo voy donde mi hija y de lo que me dan le saco algo a los muchachos. Si hago cena se me van mis RD$300”, expresó Marcia González.