Siria


La aviación siria llevó a cabo este miércoles un ataque en el este del país en el que murieron 16 personas, entre ellas diez niños, informó una ONG, pero la televisión oficial acusó de estas muertes a los yihadistas del Estado Islámico (EI).


El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), que cuenta con una red de fuentes civiles, médicas y militares en el país, aseguró que un avión disparó un misil contra un autobús que viajaba de Shula (al sudoeste de Deir Ezor) a Damasco.


En el ataque “murieron 16 personas, entre ellas diez niños, en su mayoría menores de ocho años, que probablemente huían de los combates entre el ejército y el EI”, añadió.


Por el contrario la televisión oficial acusó de ello al EI. “Los terroristas takfiri (término para designar a los extremistas sunitas) del EI cometieron una nueva matanza contra la tribu de los Shaitat, en la región de Shula en la autopista Deir Ezzor-Damasco y hay 13 muertos, en su mayoría mujeres y niños”, asegura.


En agosto, los yihadistas del EI habían matado en dos semanas a más de 700 miembros de esta tribu que había intentado rebelarse contra su autoridad en el este del país, señala el OSDH.


Después de haber expulsado a sus rivales, el EI tomó el control de la mayor parte de la provincia de Deir Ezzor, que unió a su “califato” proclamado a finales de junio en un territorio a caballo entre Siria e Irak, donde ocupa extensas zonas de territorio. El ejército controla el aeropuerto y una parte de la ciudad.