afp-rosetta-cometa-destino-asteroide


Después de perseguirlo durante 10 años, cruzando miles de millones de kilómetros a través del Sistema Solar, la nave espacial Rosetta hizo historia este miércoles al convertirse en la primera sonda que se encuentra con un cometa en su viaje alrededor del Sol.


“El propulsor se quema por completo. Rosetta llegó al cometa 67P. ¡Estamos en órbita!”, anunció en Twitter la Agencia Espacial Europea (AEE) que dirige el ambicioso proyecto.


Rosetta encendió sus propulsores en su aproximación final al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, conocido como Chury, este miércoles temprano. Media hora después de la llegada, los científicos anunciaron que la nave había entrado en la órbita del cuerpo estelar.


“Después de 10 años, cinco meses y cuatro días de viaje hacia nuestro destino, girando alrededor del Sol cinco veces y registrando por arriba de de 6,400 millones kilómetros, estamos encantados de anunciar finalmente que ‘estamos aquí'”, dijo Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA, en un comunicado.


“La Rosetta de Europa es ahora la primera nave espacial en la historia en encontrarse con un cometa, un hito importante en la exploración de los orígenes. Los descubrimientos pueden comenzar”, agregó.


ESA tuiteó una foto del cometa después de que la nave llegó a su destino. Chury y la sonda espacial se encuentran ahora a unos 405 millones de kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, según la ESA.


cometa