derr


Santiago. Los constantes deslizamientos de tierra han afectado la escuela La Altagracia de este municipio, lo que mantiene intranquilos a los 212 estudiantes y sus maestros.Aunque el año escolar inició el pasado lunes, decena de niños que cursan desde primero hasta cuarto de Primaria dejaron de acudir a clase, ante el temor de que ocurra una tragedia. En mayo pasado se registraron deslizamientos que afectaron una pared de la escuela ubicada en el barrio La Altagracia. “Nos hemos visto en la necesidad de no darle recreo a los niños, debido al peligro que representan los derrumbes”, expresó la profesora Irene Medina. La escuela fue levantada en un relleno y en la parte alta, varias viviendas amenazan con colapsar y caer sobre el centro. Ayer, varios padres pidieron a Educación intervenir el centro escolar por el peligro que representa.