Ellos lo llaman salto a la tierra o nanggol, y representa una práctica que transmitieron a través de las generaciones en su tierra, la Pentecost Island en el país Vanuatu en Oceanía.


Las cámaras de National Geographic convencieron a los lugareños para grabar la ceremonia, usando una cámara en la cabeza del hombre que saltaba. El resultado es bastante impactante, sobre todo por el momento de la caída.