policia nacional


Gregory Mercedes Ubiera, principal sospechoso de matar de dos estocadas a una niña de 13 años y de agredir a su madre en la comunidad de Yábano, sección Don López en Hato Mayor, se entregó a la Policía a través del gobernador de La Romana, Juan José Santana Medrano.


Henry Estévez, procurador fiscal de Hato Mayor, al confirmar el apresamiento de Gregory, dijo que será sometido a interrogatorios para determinar si ciertamente tuvo que ver con el crimen de Yoerly Maxiel Zapata Victorino, de 13 años y la agresión a cuchilladas de la madre de la menor, Yulisa Vilorio, de 34 años.


Gregory Mercedes Ubiera (Joan) huyó cuando sintió que era perseguido por fuerzas policiales y vecinos de Yábano que lo buscaban.


Yoerly Maxiel Zapata Victorino fue encontrada boca abajo frente a su casa, con una estocada al corazón y otra en el cuello, mientras que su madre, que fue mortalmente herida de 10 estocadas, fue identificada como Yulissa Victorino, de 34 años. Ffue encontrada moribunda en la sala de su casa.


La tragedia no fue mayor porque dos niños que vieron cuando la menor era atacada a cuchilladas se escondieron debajo de una cama y luego huyeron para dar parte a los vecinos.


Al lugar se presentaron los fiscales Henry Estévez, Inés Bruno Tejeda y Jaanny Ramírez, el médico legista, Santini Calderón Gastón y fuerzas mixtas del Ejército y la Policía Nacional, que rastrearon bosques cercanos donde ocurrió la tragedia en busca del autor.


La mujer fue llevada de urgencia al hospital Leopoldo Martínez, de donde fue referida en estado grave al regional Antonio Musa, de San Pedro de Macoris.


Entre las hipótesis está que Joan, al parecer, quería abusar sexualmente de Yulissa, a quien infirió 10 estocadas y que para no dejar testigos, atacó a la niña, a quien le dio dos puñadas, lo que le causó la muerte en el acto.