reo


PUERTO PRÍNCIPE – Los reclusos que escaparon el domingo de la cárcel de Croix des Bouquets, un municipio próximo a la capital haitiana, atacaron el depósito de armas de la prisión y huyeron con varias de ellas, dijo el expresidente de la Cámara de Diputados Jean Tholbert Alexis.




Según los investigadores, cientos de personas salieron de la cárcel en todas las direcciones, después de un intenso tiroteo.


“Los presos armados atacaron moto-taxistas y salieron con esos vehículos”, explicó el parlamentario a medios de prensa, tras señalar que muchos pobladores están traumatizados después de los incidentes.


El portavoz de la Policía Nacional de Haití (PHN), Garry Desrosiers, sostuvo que la fuga de los presos fue “una conspiración” que se llevó a cabo desde dentro de la prisión.


La Inspección General de la Policía (IGPNH) puso en marcha una investigación para determinar la responsabilidad de los guardias de la prisión en la fuga de los reclusos y adoptar las sanciones que correspondan.


“Los secuestradores, violadores, ladrones, delincuentes y criminales muy peligrosos para la seguridad pública andan sueltos”, dijo el director general de la Policía Nacional haitiana, Godson Orelus.


Autoridades haitianas vigilan los puntos fronterizos con República Dominicana y han reforzado la seguridad para evitar la posible salida del territorio de los prófugos, así como que cometan delitos.


Godson Orelus dijo que el domingo escaparon unos 300 presos, incluyendo a Clifford Brandt, miembro de una conocida familia de Haití acusado de secuestro y por quien se ha ofrecido un millón de gourdes (unos 22.365 dólares) para encontrarlo.


Cerca de 900 internos estaban en la prisión de Croix des Bouquets, construida hace dos años con ayuda de Canadá.


El ministro haitiano de Justicia, Jean Renel Sanon, dijo que el Consejo Supremo de la Policía se reunió de urgencia y tomó una serie medidas, entre ellas, la emisión de una orden de búsqueda internacional de los fugitivos.


Añadió que las autoridades de Haití se pusieron en contacto con la Policía Internacional (Interpol), EE.UU. y República Dominicana a fin de solicitar colaboración para detener nuevamente a las personas fugadas.


El ministro de Defensa de República Dominicana, Sigfrido Pared Pérez, anunció el reforzamiento de varios puntos de la frontera con Haití para evitar la entrada de alguno de los fugitivos.


Las autoridades de ambos países fronterizos han intercambiado información sobre el suceso y República Dominicana ha recibido fotografías de los presos más peligrosos para detenerlos si intentaran ingresar a su territorio, según el ministro.


El primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, aseguró este lunes en la red social Twitter que no escatimarán esfuerzos para detener a los prófugos.


Lamothe aseguró que la investigación abierta tras la fuga “continuará hasta la detención del último fugitivo” y dijo que las autoridades cuentan “con la colaboración de todos los ciudadanos”.


Añadió que el jefe de la Policía de la prisión fue puesto en custodia y que se creó una comisión de investigación para determinar las circunstancias del caso.