Arma Hipersonica


Estados Unidos acaba de probar un arma hipersónica experimental que puede recorrer 3.700 kilómetros en menos de media hora, y que, en consecuencia, puede alcanzar objetivos a gran distancia en plazo muy breve.


La prueba se llevó a cabo en un complejo militar en la isla Kodiak, en el sur de Alaska.


¿En qué consiste esta tecnología armamentística en desarrollo? La BBC se lo consultó a Doug Richardson, editor de misiles y cohetes de la revista Janes, especializada en temas defensa y geopolítica.


¿Qué hace?


El Arma Hipersónica Avanzada, conocida como AHW (Advanced Hypersonic Weapon), es uno de los productos que Estados Unidos está desarrollando dentro de un programa de defensa conocido como Ataque Global
Inmediato Convencional (en inglés, Conventional Prompt Global Strike).


Bajo este concepto EE.UU. está diseñando armas que permitan atacar rápidamente un objetivo en cualquier parte del mundo.


“Recuerda, por ejemplo, cuando la CIA creía saber dónde estaba Bin Laden. Dijeron: ‘sabemos que está en
este edificio en Paquistán’. Pero les tomó tres días organizar el ataque. Y lo llevaron a cabo sabiendo que había la posibilidad de que para cuando llegarán allí Bin Laden ya se hubiera ido”, explica Richardson, de la revista Janes.


El AHW lograría su propósito en menos de una hora y desde tierra firme en Estados Unidos.


¿Cómo funciona?


El AHW, que acaba de ser puesto a prueba, “es una planeadora de alta velocidad; se lanzó con un cochete acelerador de tres fases, que alcanzó una velocidad muy alta y después la dejó caer en planeo”.
Pero este planeo o deslizamiento, en el que la nave desciende sin la acción de un motor, ocurre a una velocidad extrema.


El AHW puede viajar cinco veces más rápido que el sonido, lo que se conoce en aeronáutica como Mach 5,
“equivalente a más del doble de la capacidad del avión Concorde”, comparó Richardson.


Este tipo de armas hipersónicas mantienen su trayectoria dentro de la atmósfera y vuelan con una tecnología conocida como “air breathing”, que requiere la toma de aire para la combustión.