agre


Santiago.-Los casos de agresiones sexuales a menores aumentan de manera alarmante en Santiago.


 Antia Beato, procuradora de la corte de Niños, Niñas y Adolescentes reconoce que en lo que va de año el número de víctimas por esa aberrante práctica se elevó significativamente.


Entiende que los padres deben jugar un papel determinante de protección, debido a que muchos casos se dan en el entorno familiar.


En lo que va de año se han presentado en la Unidad Contra Violencia de Género aproximadamente 210 denuncias, que van desde violaciones, pornografía infantil hasta tocar las partes íntimas a los niños.


También muestra preocupación por la cantidad de menores ingiriendo alcohol en centros de diversión. Beato cree que el inducir niños a la ingesta de alcohol puede cambiar el comportamiento de estos adolescentes.