pasaj


Pasajeros procedentes desde Centro y Sudamérica, consideran “secretas” , las medidas que el Ministerio de Salud Pública dice está tomando en el Aeropuerto Internacional de Las Américas José Francisco Peña Gómez, y otras terminales, para evitar que el virus del Ébola penetre al país.


Dijeron que en Chile, Argentina y Panamá, este ultimo país que sirve de conexión hacia diferentes naciones del Asia y África, están distribuyendo informaciones sobre los controles sanitarios que están aplicando frente al terrible mal, que ya en el orienta del África, ha provocado más de mil muertes.


“Desde que usted llega a Panamá y sale del avión para conectar hacia otros destinos, recibe folletos  donde se señalan los síntomas que provocan el ébola y los correctivos que deben aplicarse de inmediato”, dijeron Juana Mencías, Lucrecia Almonte y Dionisio Delmonte.


Dijeron que tanto las autoridades panameñas, como chilenas y argentinas, entre otras naciones, tienen personal médico y técnicos especializados diseminados en los distintos aeropuertos, explicando sobre los estragos y peligros de que la enfermedad pueda penetrar a un país.


“Son personas dotadas de instrumentos y utensilios que exhiben y muestran a los pasajeros, pidiendo incluso a viajeros asiáticos y del África, mostrar certificaciones médicas, entre otros controles establecidos”, dijeron los consultados.


Ayer el ministerio de Salud Pública, durante una rueda de prensa encabezada por  su titular el doctor Freddy Hidalgo, dijo que se estaban tomando medidas en los aeropuertos del país, centros hospitalarios y otros lugares con miras a evitar que el virus del Ébola, pueda tocar el país.


Sin embargo, tanto los pasajeros, como los periodistas que cubren la fuente de Las Américas, autoridades aduanales, migración, ejecutivos de líneas aéreas y de empresas de servicios aeroportuarios, dicen que tales controles no existen en  la terminal.


“Por eso es que decimos que esos controles y medidas son secretas porque nadie las está viviendo ente momento”, dijeron los consultados, afirmando que las autoridades esperan que pase como ocurrió con la Chikungunya, que afectó a media nación, para entonces aplicar correctivos.