des


La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret) destina más de mil millones de pesos solo para la compra de propiedades comerciales y viviendas para la continuación hacia Santo Domingo Este de la línea 2 del Metro.


La información la ofreció el ingeniero Leonel Carrasco, subdirector y vocero del organismo estatal.


Dijo que esta semana ya fueron indemnizadas 50 familias propietarias y otra cantidad de inquilinos de Gualey, próximo a donde se levantan los pilotes para el puente paralelo al Francisco del Rosario Sánchez.


Carrasco dijo que la Opret llegó a un acuerdo con los propietarios de una plaza comercial en la intersección de la San Vicente Paúl y Carretera Mella, y negocia con otros propietarios vecinos, porque ahí se levantará la estación más importante en la zona, para lo que destinará alrededor de 300 millones de pesos.


Para la adquisición de locales comerciales en la intersección San Vicente de Paúl y Fernández de Navarrete, la Opret dispuso ya de RD$60 millones. El resto de los recursos el organismo lo destina a la compra de alrededor de 800 viviendas a ambos lados del río Ozama para dar paso al puente por donde cruzarán los trenes.


Empadronan. El ingeniero Carrasco dijo que todavía hay que empadronar a 300 familias en la zona de Gualey para despejar el área hasta la avenida Francisco del Rosario Sánchez, donde está la estación Eduardo Brito.


En esa área existe un hotel cuyos propietarios son de procedencia china, otro local de Molinos Modernos y otros, porque la estación que se construirá en ese lugar será una verdadera plaza donde los ciudadanos podrán obtener servicios múltiples, desde la adquisición o renovación de un pasaporte o una cédula hasta pago de servicios.


Señala que Santo Domingo Este es uno de los municipios del país de mayor densidad poblacional, con 5,680 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que garantiza el éxito del Metro en esa demarcación.


Túnel casi listo. El subdirector de la Opret informó que las dos máquinas tuneladoras que trabajan en el túnel ya casi se están encontrando en la avenida Arzobispo Fernando de Navarrete, por lo que a finales de esa parte de la obra estaría lista


Para las familias que ya recibieron su indemnización y las que faltan por llenar ese requisito, la mayor preocupación es la indecisión sobre la inscripción en la escuela en un año lectivo que ya empezó.