vue


La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de ayer que la reducción de vuelos o cancelación de rutas aéreas a los países afectados por el brote del virus del Ébola dificultará la lucha contra la epidemia.


“La reducción de los vuelos hacia Freetown (capital de Sierra Leona, uno de los focos de la epidemia) tendrá un gran impacto en la capacidad para traer personal y material para la responder al Ébola”, dijo, citado en un comunicado, David McLachlan-Karr, el coordinador residente de la ONU en Sierra Leona.


“Podemos suspender otros programas durante varios meses para centrarnos solo en el Ébola. Pero para ello necesitamos traer refuerzos, y eso solo se logrará si los vuelos vuelven”, agregó.


Durante los últimos dos días tuvo lugar en Sierra Leona una reunión entre representantes de alto nivel del gobierno del país y representantes de distintos organismos de Naciones Unidas.


Tras el encuentro, la ONU se comprometió a incrementar significativamente los esfuerzos para lograr contener la epidemia.


“Esta epidemia todavía avanza en muchos lugares del país. Nuestro compromiso con Sierra Leona es incrementar todo lo que la ONU está haciendo para lograr la respuesta que se requiere”, dijo a su vez David Nabarro, coordinador especial del secretario general de la ONU en la lucha contra el ébola.


En los próximos días, la delegación de la ONU definirá un plan estratégico detallado de lo que se debe hacer para intentar acabar con el brote, que sigue haciendo estragos en el país.


Hasta ayer domingo, 24 de agosto, en Sierra Leona se habían confirmado 904 casos de ébola, de los que murieron 639 infectados.


“La situación sigue siendo un gran desafío. Haremos todo lo que podamos para acabar con el brote y ayudar al país a volver a la normalidad”, se comprometió el director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda.


El balance de muertos por ébola en los cuatro países afectados -Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona, y en menor medida Nigeria- es de 1.427 personas, de 2.615 infectados.


La propia OMS ha reconocido que esta estadística no refleja la realidad y subestima el alcance del brote, por lo que está intentando, asesorada por especialistas en el terreno, obtener cifras más ajustadas a lo que realmente ocurre.


Además, ayer la República Democrática del Congo (RDC) confirmó la presencia del ébola en su territorio, si bien las autoridades del país desvincularon este brote del que surgió en marzo en África Occidental.