cub


Una niña de once meses de edad murió ahogada al caer de cabeza en una cubeta llena de agua, sin que su madre se percatara de que se encontraba en peligro.


Melusca Petión falleció mientras era conducida al hospital periférico Juan XXIII, del sector de Pekín, Santiago.


La menor Era hija de Melania Fran Pasacal, de nacionalidad haitiana, residente en la calle 6 No. 26, Cristo Rey, del sector de Pekín, al sur de la ciudad.


Al ser examinado el cadáver por el médico forense, este certificó su muerte a causa de asfixie por ahogamiento.


De acuerdo al informe policial, al ser cuestionada verbalmente la madre de la menor, manifestó que la niña se encontraba en la galería de su residencia y que la encontró de cabeza en un cubo de color blanco lleno de agua.


En cuanto al cadáver fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para fines de autopsia.