mueren bebes


Las autoridades de la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia informaron este lunes que de los bebés 17 prematuros que fueron trasladados a distintos hospitales tras el conato de incendio en ese centro de salud, cuatro de ellos fallecieron en el día de ayer.


Sin embargo, el doctor Luis Rivera, encargado del departamento de Perinatología del hospital, aseguró que dichas muertes no estuvieron ocasionadas por el conato.


Rivera insistió, al igual que el director regional de Salud, Enriquillo Matos, en que los infantes nacieron prematuros, dos de ellos gemelos y con pesos de entre 1.5 y dos libras.


“Niños que nacen con esas condiciones de prematuridad están en condiciones de alto riesgo en todas partes del mundo, por lo que no podemos asegurar que sus fallecimientos hayan sido ocasionados por el evento”, enfatizó.


Preguntado sobre si el traslado de los cuatro infantes pudo haber influido en su fallecimiento, Rivera enfatizó que “cualquier cosa pudo haber influenciado, incluso hasta una lluvia, porque sus condiciones eran de prematuridad y gracias a Dios que acá hemos podido salvar vidas”.


Los infantes murieron dos en la maternidad San Lorenzo de Los Mina, uno en el Robert Reid Cabral y otro en el Hospital Hugo de Mendoza.


Las autoridades de la maternidad La Altagracia y de Salud Pública afirmaron que el área de cuidados intensivos neonatales de perinatología ha sido totalmente reparada y está en pleno funcionamiento.


Observaron que los niños estaban en incubadora y que en ningún momento el conato de incendio los afectó, aunque precisaron que los neonatos fallecieron por problemas respiratorios. Y al respecto permitieron que fotógrafos y camarógrafos de los medios comunicación tomaran vistas del lugar.