pri


Santo Domingo.-  Luego que la Corte de Apelación de San Cristóbal rechazara el pedido de exclusión del proceso del juez  suplente del Juzgado de la Instrucción, José Manuel Arias, que hicieran los abogados de la defensa del exfiscal de la provincia San José de Ocoa, José Miguel Cuevas Paulino, las autoridades del Ministerio Público informaron que pedirán que le sea impuesto un año de prisión preventiva como medida de coerción.


Tras ser rechazado el pedimento, la audiencia para concluir con el conocimiento de la medida coercitiva contra Cuevas Paulino, fue fijada nuevamente para este viernes 29 de agosto, a partir de las 2:00 de la tarde, en el Juzgado de la Instrucción del Departamento Judicial de San Cristóbal.


A Cuevas Paulino, a quien se atribuye haber plantado una pistola debajo del colchón de un imputado durante un allanamiento, el Ministerio Público lo acusa de cometer los delitos de falsificación, prevaricación, abuso de autoridad y porte ilegal de armas de fuego.


El juez Milton Castillo Castillo, primer sustituto de la presidencia de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de San Cristóbal, basó su decisión en el sentido de que el pedimento hecho por Cuevas Paulino carece de base legal.


Dentro de los cargos que serán presentados contra el exfiscal  se destacan  violación a los artículos 19 sobre el Principio de Probidad, artículo 13 sobre Principio de Legalidad y el artículo 15 que establece el Principio de Objetividad, contemplado en  la Ley Orgánica del Ministerio Público (Ley 133-11).


También en el caso de  prevaricación, por violación a los artículos 121, 126, 127, 166, 167 y 168 del Código Penal Dominicano, así como por  violación a la garantía del debido proceso y violación de la Tutela Judicial Efectiva, establecido en el artículo 69 de la Constitución.


Los abogados de la defensa  recusaron al juez José Manuel Arias la pasada semana, tras solicitarle que se declarara incompetente en el conocimiento de la solicitud de medida de coerción, al alegar que el pedido debe conocido por la Corte de Apelación, sin embargo, se estableció que tras su renuncia como miembro del Ministerio Público no le corresponde dicha jurisdicción.