ita


El “Comitato per la Conservazione dell’Ambasciata d’Italia a Santo Domingo” no se detiene!  Así lo ha confirmado Don Renzo Seravalle, Presidente de la Casa De Italia.


Quien encabeza la coordinación de los trabajos del comité conformado por un grupo de empresarios italianos, profesionales de reconocida solvencia moral con larga tradición en el país.


“De hecho, más que continuar hemos redoblando los esfuerzos sumando a la causa a más partes interesadas en que los servicios de la embajada italiana en Santo Domingo permanezcan, como evidenciamos en el pasado encuentro de italianos en el restaurante el Vesuvio”, explicó el reconocido ingeniero.


Detalló además que el carácter constitucional de los derechos de los ciudadanos que son atendidos por los servicios ofrecidos por la Embajada de Italia en Santo Domingo son irrenunciables y que seguirán trabajando en su defensa.


“Es comprensible que durante el asueto de Agosto, al Italia entrar en un proceso tradicional de vacaciones colectivas pudiera percibirse una desaceleración, pero ello no quiere decir que previo a esto y con posterioridad al mismo no existan puntos de agenda en los que venimos trabajando con Italia y localmente de manera continua”, afirmo el Ing. Seravalle.


Entre el inventario de acciones emprendidas se destacan, la misiva recibida por el Primer Ministro Italiano, Matteo Renzi; los acercamientos a los comité de Relaciones Exteriores del Senado y Cámara de Diputados del Congreso italiano.


Publicación de Espacio Pagado en el diario de mayor circulación en Italia, la realización de un encuentro con la comunidad en el Restaurant El Vesuvio, así como el acercamiento al Ministerio de Relaciones Exteriores con el que está pendiente un encuentro y otras acciones que serán oportunamente comunicadas.


Relaciones diplomáticas


Al ser interpelado de las razones que entiende justifican la causa expresó lo siguiente: “a parte de que en República Dominicana reside el mayor conglomerado de ciudadanos italianos en toda Centro América y El Caribe.


No resiste un análisis pensar cortar las relaciones diplomáticas entre dos naciones que en los últimos diez años han mantenido un intercambio comercial de bienes en pleno crecimiento por un monto que  supera los 1,750 millones de dólares.


Cifra que se duplica si incluimos las obras concesionadas a empresas italianas en materia de energía, minería, hidráulica e infraestructura”.


Explicó además que “el principal promotor de Italia en República Dominicana es precisamente una comunidad que no puede ser abandonada por su Estado”.


Detalló que la República Dominicana e Italia cuentan con un régimen preferencial, al ser signatarios del Acuerdo de Asociación Económica (EPA por sus siglas en inglés), el cual fue suscrito entre la Unión Europea y los países del CARICOM y República Dominicana en el año 2009, el cual eliminó los derechos arancelarios de una amplia gama de productos.


Es impensable que dos países que hace apenas seis años suscribieron un Acuerdo de Promoción y Protección Recíprocas de Inversiones, con el objetivo de establecer condiciones favorables para reforzar la cooperación económica entre los dos países se apresten a suspender las relaciones diplomáticas de alto nivel que ameritan intereses comerciales de esta dimensión.


“Aún estamos a tiempo para evitar un error histórico de estas magnitudes y continuaremos trabajando al más alto nivel para garantizar los derechos adquiridos de la mayor comunidad de italianos en todo el hemisferio”  afirmaron los distinguidos miembros del Comité.