morgue


Las autoridades sanitarias brasileñas anunciaron este lunes una investigación para determinar las circunstancias en las que un hombre declarado como muerto en un hospital del estado de Bahía fue retirado con vida horas después de la bolsa en la que fue conducido a la morgue.


La investigación por la errónea declaración de defunción fue abierta contra los responsables por el Hospital Menandro de Farias de la ciudad de Salvador, la capital de Bahía, informó en un comunicado la secretaría regional de Salud.


Waldelucio de Oliveira Gonçalves, de 54 años, fue considerado muerto por los médicos del hospital y ya contaba con la documentación pertinente para su entierro, cuando su hermano percibió un movimiento en la bolsa de plástico que contenía el cuerpo en el depósito de cadáveres.


Una vez descubierto el error, el paciente fue llevado a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde todavía permanece ingresado.


Gonçalves, que padece cáncer, iba a ser trasladado a otro hospital para su tratamiento cuando la familia recibió la noticia de su fallecimiento e incluso llegó a comprar un ataúd para el funeral.


Repuesto de la falsa defunción, el brasileño no dudó en posar sonriente ante los medios locales en la cama del hospital.


La directora general del Hospital Menandro de Ferias, Margarida Miranda, explicó que se reunirá con todo el equipo médico que atendió al paciente y con los dirigentes de la secretaría de Salud para esclarecer el procedimiento por el que pasó Gonçalves.