stgo


SANTIAGO. La Alcaldía de Santiago y el Ministerio de Turismo inauguraron ayer la Plaza del Artesano, construida en la avenida Francia, casi esquina Las Carreras, con una inversión de RD$23 millones.


La bendición de la obra estuvo a cargo del reverendo de la parroquia del Centro Histórico de Santiago, el sacerdote Agustín Fernández.


Las palabras centrales del evento fueron pronunciadas por el alcalde de este municipio Gilberto Serulle, quien manifestó que la plaza dará un gran impulso al desarrollo turístico de Santiago.


Sostuvo que la plaza también dispondrá de un módulo que servirá de guía turística de la ciudad con personal debidamente autorizado y entrenado para desarrollar esas labores.


En la actividad, además, habló el ministro de Turismo, Francisco Javier Garcia, quien manifestó que esa entidad estatal presentará a principio de septiembre de este año el denominado Plan Estratégico para el Desarrollo del Turismo de Santiago.


“Cuando se inaugure el Puerto de Crucero de Maimón en la provincia Puerto Plata, en Santiago estaremos recibiendo entre 50 y 80 autobuses repletos de turistas extranjeros”, expresó.


La plaza servirá, asimismo, para exhibir y vender los trabajos de los artesanos de Santiago y la región norte, los cuales carecían de un espacio apropiado para ofertar sus mercancías.


La obra fue levantada en dos niveles y dispone de 78 módulos para albergar los trabajos de alfarería y artesanía.


En la inauguración participaron representantes de la Asociación de Artesanos de Santiago, la Federación Dominicana de Artesanos, y empresarios y representantes del Clúster Turístico de Santiago.


Ventas


En la plaza se venderán y exhibirán  artículos elaborados con arcilla y otros materiales, cuyos primeros fabricantes fueron los indígenas que habitaban en la zona del Cibao.


El lugar también servirá para embellecer el entorno de los dos túneles de la avenida Francia, área que estaba arrabalizada, y que ahora se convertirá en productiva y atractiva para los visitantes.


Actualmente, decenas de artesanos y alfareros de esta provincia se dedican a la venta de sus productos en la autopista Duarte y otros lugares de la ciudad de Santiago, ciudad que aspira a atraer más turistas.