Usualmente consideramos a los tiburones como los depredadores absolutos de los océanos. Pero casi nunca los vemos como presas.


Eso es lo que se puede apreciar en un video que se hizo viral este miércoles sobre un mero gigante que se come, de un bocado, a un tiburón en la costa de Bonita Springs, en Florida, Estados Unidos.