se cruisifica


Un hombre se crucificó frente a la Dirección General de Aduanas (DGA), en la avenida Abraham Lincoln, para protestar por los impuestos que pretende cobrar esa institución a partir del próximo 15 de agosto a las personas que realicen compras por Internet menores de US$200, las cuales actualmente están exentas.


“La motivación que tenemos es contra este impuesto abusivo, autoritario y pedante de parte de parte del director de Aduanas porque es un golpe bajo a la clase media”, dijo Francis Pérez.


Manifestó que la medida se había discutido previamente y se había rechazado y que ahora Aduanas, de manera sorpresiva, quiere aplicar este impuesto.


El señor, que manifestó que no pertenecer a ninguna organización y que actúa de manera particular, dijo: “Nosotros siempre le damos tregua a las cosas a ver qué pasa y si el Presidente habla, pero parece que esto ya es un hecho”.


Pérez destacó que no cuenta con patrocinio de nadie y expresó que anteriormente se ha crucificado por otras causas, entre ellas para evitar que la Loma Miranda sea explotada y motivar que sea convertida en Parque Nacional.


El hombre se crucificó justo cuando Fernando Fernández, director general de Aduanas, ofrecía una rueda de prensa en la que justificó la medida y ofreció detalles de algunas de las acciones que supuestamente realizan las empresas de envío para subvaluar las mercancías que entran al país.