hamas


El portavoz el movimiento islamista Hamás en Gaza, Fawzi Barhoum, advirtió hoy a Israel de que debe prepararse “para los días más duros que jamás haya visto” y calificó de “estúpidas” las amenazas del ministro israelí de Asuntos Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman.


“Las palabras de Lieberman de que la guerra va a continuar hasta rendir a Hamás son estúpidas”, subrayó el responsable islamista en un comunicado.


“Este tipo de declaraciones van a hundir a la población israelí en el infierno y los ocupantes (Israel) deben prepararse para días difíciles y duros como nunca ha visto antes”, subrayó.


Las amenazas se producen escasas horas después de que aviones de combate israelíes atacaran una vivienda en Gaza donde supuestamente estaba Mohamad Al Deif, el líder del ala militar del movimiento islamista.


En el ataque murieron la esposa y la hija de Al Daif, y una tercera persona, mientras que otras 45 resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad. La prensa israelí ha especulado con que la tercera persona muerta, que no ha sido identificada, pudiera ser el propio Al Deif, que en el pasado ya se ha librado de otros cinco intentos de asesinato israelíes, en uno de los cuales resultó herido.


Sin embargo, no hay confirmación y la posibilidad, según medios israelíes, es muy remota. Por su parte, los ministros israelíes de Interior, Gideón Saar, y Justicia, Tzipi Livni, justificaron hoy el ataque.


Otras ocho personas, todas ellas miembros de la familia Alouh, murieron en las últimas horas en un bombardeo israelí sobre una vivienda en la localidad de Beit al Balah, en el centro de Gaza, informó el portavoz de emergencias de la Franja, Ashraf al Qedra. Además, miembros de los servicios de rescate desenterraron el cuerpo sin vida de un bebe de entre los escombros de la casa, agregó.


Al Qedra confirmó que otras tres personas perdieron la vida en sendos bombardeos nocturnos a lo largo de la Franja, lo que eleva a 14 el número de palestinos muertos por ataques israelíes desde que este martes se rompiera la tregua.


Más de 2.000 más han perdido la vida, en su mayoría civiles, en el actual conflicto, en el que también han perecido 64 soldados israelíes en combates con milicianos y un civil israelí, un beduino y un trabajador asiático, estos últimos alcanzados por alguno de los más de 3.000 cohetes lanzados desde la Franja. Los heridos palestinos superan la cifra de 10.000, numerosos de los cuales se hayan en condición crítica.


Las “Brigadas Azedim al Kasem”, brazo armado de Hamás, admitieron hoy, por su parte, haber lanzado “decenas de cohetes” contra Israel, que no han causado víctimas, pero sí pequeños daños materiales en una casa del sur de Israel.


Palestinos e israelíes se acusan mutuamente de romper el martes el alto el fuego y arruinar así el proceso de negociación para un cese permanente de las hostilidades que se celebraba desde hace días en El Cairo.


“La delegación israelí es la responsable total de todos los crímenes que se cometan contra nuestro pueblo. Las tácticas dilatorias israelíes bloquearon las oportunidades de cualquier tipo de acuerdo e hicieron que el tiempo se desperdiciara”, insistió hoy de nuevo Musa Abu Marzuq, responsable de Hamás.