La atrapada


Para muchos esta es la atrapada del año dentro de la Major League Baseball (MLB) que se disputa en Estados Unidos. Habitualmente, son los niños los que sorprenden con estas asombrosas intervenciones en los estadios, pero esta vez el protagonista es un adulto que deja de manifiesto que no ha perdido una gota de agilidad.


Sentando en la última fila de las gradas del estadio Wrigley Field, Mike Pullin, jubilado de 65 años, asistió al duelo entre los “Cachorros” de Chicago y los “Cerveceros” de Milwaukee armado con su guante y acompañado de su mujer.


Al momento en que Mark Reynolds, bateador del conjunto rival, recibía el lanzamiento de Jake Arriesta se produjo este momento que ha dado la vuelta al mundo.


“Vi la pelota que venía y era una captura bastante fácil para mí”, dijo Pullin, que jugó béisbol durante 31 años. “Se ve bien en la televisión”, agregó y sostuvo que fue “un buen momento para el público”, fueron sus primeras frases llenas de orgullo.


Y es que el esfuerzo no fue menor. El sexagenario fue capaz de combinar la destreza técnica con la habilidad para estirarse lo máximo posible y no caer por la barandilla, lo que bien podía terminar en un accidente mayor. Pero, no. Pullin se lució frente a todos.


Y, cómo no, el momento quedó registrado en una foto tomada por su esposa, orgullosa de su marido por atrapar este impresionante disparo a sus 65 años.