cor


SANTO DOMINGO. El teniente coronel Manuel Isaac José Polanco, herido de perdigones durante protestas en Salcedo, fue cancelado en junio del 2012 por el Poder Ejecutivo, tras recibir un informe del entonces jefe de la Policía mayor general José A. Polanco Gómez, que daba cuenta de que el oficial fue apresado intentando hacer una transacción de droga, y que protegía a civiles en San Rafael del Yuma.


El 22 de mayo del 2012, los organismos de inteligencia de la agencia antidrogas se enteraron de que en el parqueo trasero de un supermecado que da a la avenida Ecológica, se realizaría una transacción de drogas, y al llegar apresaron al oficial superior, al teniente de navío Elvis Feliciano Cordones, y al civil Ernesto Aquiles de la Cruz.


El teniente coronel Isaac José Polanco ingresó a la DNCD el 17 de noviembre del 2009 y fue expulsado del organismo de manera deshonrosa el 29 de mayo del 2012.


El informe remitido al Poder Ejecutivo indica que en el piso de la yipeta Nissan Murano, color negro, placa OP01658, propiedad del oficial Isacc José Polanco, se encontró la suma de US$26 mil envueltos en tres fundas plásticas. La placa que llevaba la yipeta pertenece a la Policía Nacional.


El teniente coronel José Polanco ingresó a la DNCD como jefe de la División Regional Este, con asiento en La Romana, desde donde pasó a la misma posición en Baní, para luego ser enviado a la Inspectoría de Higüey, y posteriormente a San Pedro de Macorís, lugar desde donde supuestamente se trasladó a San Rafael del Yuma para darle protección al grupo de civiles.


En tanto, tras los incidentes en que el oficial superior y un subalterno suyo resultaron heridos, el primero de perdigones y el segundo de bala, la Policía decidió intervenir la ciudad de Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, donde se han realizado alrededor de 15 allanamientos, deteniendo a 35 personas, luego de que manifestantes la emprendieran a tiros contra agentes del orden, hiriendo a un teniente coronel y a un segundo teniente.


De los 35 detenidos, 15 son señalados por la Policía de romper negocios y planificar desórdenes dentro de las protestas que se llevaron a cabo en Salcedo.


El vocero policial, coronel Jacobo Mateo Moquete, dijo que el general Neivis Pérez Sánchez, director Regional Noreste, con asiento en San Francisco de Macorís, se trasladó a Salcedo para asumir el control de la situación en coordinación con el Ministerio Público.


Mateo Moquete informó que durante los operativos se ocuparon 30 motores, y passolas, que eran utilizadas supuestamente por las personas que dispararon contra los oficiales.