Se trata de Fu Wengi, un chino de 15 años, oriundo de Beijing, que fue diagnosticado a los seis años con escoliosis congénita y marco de tórax anormal. Para solucionar su problema, deberá someterse a una cirugía para acortar su cuello, ya que posee tres vértebras más de lo normal. “Yo sólo espero poder tener un cuello normal”, dijo el joven.


Según comentó Fu Genyou, padre de Wengui, esta patología causa dolor y dificultad para caminar. “Estas vértebras que tiene de más le hacen presión en los nervios del cuello y le provocan malestar al caminar”, dijo en declaraciones al Daily Mail.


La escoliosis congénita es una deformidad de la columna causada por vértebras que no se forman correctamente. Se presenta muy temprano en el desarrollo, por lo general, en las primeras seis semanas de formación embrionaria.


El joven será sometido a una cirugía para tratar de reducir el tamaño de su cuello. Una organización benéfica con sede en Pekín se comprometió a amparar el procedimiento y los médicos que lo atenderán en el Hospital Chaoyang realizan un plan de tratamiento.